A PLAN MADE
JUST
FOR YOU

Yes, I want it

Lets talk about everything a little.

CUANDO HICE AL VERDE, MI COLOR PREFERIDO

By webyou Jun 18, 2020

Solía comer mucho brócoli, pensando que al hacerlo este era mi “vegetables” y que comía sano… como ésta, llevaba mi alimentación con varias costumbres que estaban erradas.

Así transcurría mi vida, y podía pasar hasta cinco días sin entrar al baño. Era terrible esa sensación de no poder evacuar, hasta llegar al punto de sufrir de dolor de cabeza y acoger, no muy amorosamente, granos en la cara. Además de la sensación de sentirme llena y abotagada durante varios días.

Esto se había vuelto “normal” para mí, andar por la vida estreñida. ¡Era muy desagradable!

Solía tomar laxantes muy a menudo para poder entrar al baño y continuar en esa rara normalidad…

Una de las variantes que hice al iniciar el cambio en mi régimen de alimentación fue el de incluir las hojas verdes. Me decía a mí misma que comer ensalada era “feo”, pero cuando tomé la decisión de querer sentirme mejor, comencé a consumir de 2 a 3 tazas de hojas verdes todos los días como parte de mi almuerzo. Y lo sigo haciendo.

Recuerdo sentir placer al crear una ensalada colorida y comerla deliciosamente. Porque, cuando te presentas a ti misma los alimentos de forma agradable, te dan ganas de comer y disfrutar, porque con mirar, oler y ver los colores ya estas iniciando el proceso de digestión.

El comer hojas verdes, tiene muchos beneficios para tu cuerpo. Dentro de los que quiero recalcar, el hecho de que inevitablemente, hacen que tu barriga pierda ese anillo de grasa abdominal que si no cuidas puede terminar en diabetes o riesgo cardiovascular… además de hacerte aumentar de talla de cinturón.

Las hojitas verdes tienen su magia.

En definitiva, son alimentos que hacen incrementar la cantidad y volumen de comida que consumes al día, sin aumentar las calorías. Y están cargadas de vitaminas, minerales y fibra.

Lo mejor de todo este tema de “fibra” es que la mayoría de las hojas verdes y vegetales (como el pepino), están compuestos de fibra soluble y son viscosas, estas fibras tienen un efecto positivo si deseas disminuir la barriguita y/o tu peso.

¿Por qué?, te preguntarás, bueno esto pasa porque estas fibras se mezclan con agua y forman un gel grueso que se queda en los intestinos haciendo que el movimiento en tu sistema digestivo de la comida triturada disminuya, sintiéndote más llena por más tiempo. Si repites esta rutina, con el paso del tiempo, la grasa en el área abdominal irá disminuyendo.

Otro datito lindo es: “El color verde está asociado a la primavera – el tiempo de la renovación, y la energía vital. En la medicina China, el color verde está relacionado con el hígado, la estabilidad emocional y la creatividad.”

Nutricionalmente, los vegetales verdes tienen un alto contenido de calcio, magnesio, hierro, potasio, fósforo, zinc y vitaminas A, C, E y K. Están cargados de fibra, ácido fólico, clorofila y muchos otros micro-nutrientes y fitoquímicos. {© 2009, 2016 Integrative Nutrition, Inc.}

Los vegetales verdes:

Nos purifican la sangre

Nos previenen contra el cáncer

Nos mejoran la circulación

Nos fortalecen el sistema inmune

Nos promueven una energía sutil, ligera y flexible

Nos mejoran el funcionamiento del hígado, la vesícula y los riñones

Nos ayudan a eliminar la congestión, especialmente en los pulmones, al reducir la producción de moco

Nos promueven una flora intestinal sana

¡¿Cómo no querer comerlos?!

Y tú, ¿te animas a incluirlos en tu régimen de alimentos?, Cuéntame cuáles son tus preferidos y cómo los preparas.

Con amor,

Barbara

SelfCare & Health Coach